Twitter Facebook Youtube

Los genomas de patógenos y la información del microbioma destacan el rol de los humanos como dispersores de enfermedades infecciosas emergentes

Las enfermedades zoonóticas son definidas como el contagio de microorganismos patógenos desde animales a humanos. En nuestro trabajo utilizamos como modelo a Campylobacter fetus, un patógeno que causa trastornos reproductivos en bovinos e infecciones sistémicas en humanos, para comprender la dinámica evolutiva de las infecciones zoonóticas. Hasta el momento se asume que las infecciones por C. fetus en humanos se deben exclusivamente a la ingesta de productos contaminados de origen animal. Sin embargo, mediante la aplicación de herramientas de genómica comparativa y el análisis del microbioma intestinal humano, proponemos que C. fetus es un patobionte: una bacteria que en condiciones normales reside como comensal pero que ante alteraciones tales como un debilitamiento del sistema inmune puede emerger como un patógeno. Estos resultados cambian el paradigma general sobre la dinámica de las infecciones zoonóticas, ya que nuestros resultados indican que C. fetus residió inicialmente como un miembro de la microbiota intestinal humana y durante la domesticación del ganado se transmitió y adaptó como un patóneno bovino. C. fetus es tan solo un caso particular, pero demuestra que el concepto de una sola salud debe incluir a los humanos no solo como receptores, sino también como agentes dispersores de microorganismos peligrosos para la salud de otros animales.

El esfuerzo internacional estuvo liderado por Gregorio Iraola, investigador del Institut Pasteur de Montevideo, en colaboración Instituto Sanger de Inglaterra. Desde Uruguay también participaron la Facultad de Ciencias y la Facultad de Medicina de la Universidad de la República. Además, investigadores de 15 países distintos (incluyendo 3 latinoamericanos) aportaron cepas de sus colecciones para incluir en el estudio.

Cita:

Iraola G, et al. Distinct Campylobacter fetus lineages adapted as livestock pathogens and human pathobionts in the intestinal microbiota. Nat. Commun. 2017. 8(1):1367.

Enlace para acceder al artículo:

http://rdcu.be/yuL8