IP Montevideo inaugura nuevos laboratorios con apoyo del BSE

>, Novedades>IP Montevideo inaugura nuevos laboratorios con apoyo del BSE

El martes 27 de noviembre, a las 11 horas, el presidente del Banco de Seguros del Estado, Mario Castro, y el director del Institut Pasteur de Montevideo, Dr. Luis Barbeito, firmaron un acuerdo por el cual el BSE financiará la investigación científica que se llevará a cabo en dos de los cuatro nuevos laboratorios que construyó el centro de investigación con un objetivo central: retener en el país a jóvenes investigadores.

El convenio permitirá que el BSE promueva la generación de conocimientos y la aplicación de resultados de investigaciones científicas y nuevas tecnologías moleculares para la prevención y el tratamiento de pacientes siniestrados. La financiación será de US$ 100.00 anuales, durante cuatro años.

No es la primera vez que el BSE colabora con el IP Montevideo. En 2017, ambas instituciones firmaron otro convenio por el cual se daba inicio a una investigación conjunta para mejorar rehabilitación de lesiones cerebrales traumáticas. El proyecto está liderado por el Dr. Hugo Peluffo, docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República y responsable del Laboratorio de Neurodegeneración y Terapia Génica del IP Montevideo, y trabaja con las doctoras Vida Patiño e Ingrid Kasek, del Departament de Rehabilitación del banco.

En la ceremonia también participó la señora Eloisa (que prefiere solo dar su nombre), cuya donación también fue clave para la instalación de los nuevos laboratorios.

Autoridades del BSE conversan con Hugo Peluffo.      Luis Barbeito y Carlos Batthyány, del IP Montevideo con Ingrid Kasek y Vida Patiño, del BSE.

Con la mira en 2023

Los nuevos laboratorios forman parte del programa “Grupos a cuatro años liderados por jóvenes investigadores en biomedicina” que acaba de iniciar el IP Montevideo para ayudar a disminuir la emigración de jóvenes por falta de oportunidades a nivel local.

El programa consiste en la financiación de cuatro equipos de investigadores jóvenes.

Para seleccionar estos equipos, el IP Montevideo hizo un llamado abierto en el cual se presentaron varios proyectos. A principios de noviembre, los investigadores preseleccionados presentaron sus iniciativas ante un jurado integrado por científicos del consejo internacional del instituto que eligió dos proyectos en una primera etapa.

En esa instancia resultaron elegidos los proyectos de María Eugenia Francia y Gregorio Iraola, que recibirán fondos semilla durante en el período 2019-2023 para desarrollar su trabajo, además de tener acceso a nuevos laboratorios ubicados en el IP Montevideo. Estos dos laboratorios son los que recibieron la financiación del BSE.

Los nuevos laboratorios

Iraola es el responsable de uno de los laboratorios inaugurados. Con el nombre de Laboratorio de Genómica Microbiana, Iraola trabajará con un grupo de investigadores usando herramientas de la bioinformática y la secuenciación del ADN para estudiar la evolución y epidemiología de bacterias dañinas para el organismo y resistentes a antibióticos.

También se enfocará en la resistencia a los antibióticos de la microbiota humana y animal, que es el conjunto de genes de las bacterias y otros microorganismos que están presentes naturalmente en el organismo. Asimismo, buscará determinar el papel del microbioma ambiental como reservorio de microorganismos patógenos que son resistentes a antibióticos, entre otros proyectos.

Gregorio Iraola y María Eugenia Francia, responsables de los dos nuevos laboratorios del IP Montevideo, junto a la señora Eloisa.

Francia, por su parte, liderará el Laboratorio de Apicomplejos, que se enfocará en el estudio de parásitos de interés médico y veterinario que colectivamente se conocen como “apicomplejos”. De ellos, los más conocidos son los que causan enfermedades en humanos como la toxoplasmosis y la malaria, pero también estudiarán otros que afectan a animales. Uno de ellos, que provoca abortos espontáneos en bovinos y ovinos, es uno de los problemas sanitarios ganaderos más relevantes por su impacto económico.

Específicamente, el ApiLab se dedicará a analizar los apicomplejos que están presentes en Uruguay para ayudar a adaptar los tratamientos y los diagnósticos que ya se usan para que sean más representativos y efectivos.

Además, el nuevo laboratorio trabajará en conjunto con la Cátedra de Parasitología y Micología de la Facultad de Medicina para ofrecer a pacientes un diagnóstico inequívoco del parásito u hongo que les está causando enfermedad.